¡Socorro, pulgas! Cómo acabar con ellas

 

Es relativamente fácil que cuando tenemos mascotas en casa se nos cuele alguna que otra pulga entre las sábanas o en el sofá. Algo que debemos evitar a toda costa y que necesitará de algunos cuidados extra, sobre todo en la limpieza. No debemos olvidar que las pulgas, aunque no son peligrosas, sí que pueden provocarnos diversas picaduras que nos  causarán importantes molestias. . . y unos días de malas pulgas!

Es necesario que tengamos un plan de prevención, sobre todo si hay niños en casa, ya que estos insectos se propagan de forma muy rápida y resulta bastante difícil localizarlos y, también, controlarlos. Aunque tengamos un cuidado especial en la limpieza de nuestro hogar, si hemos descubierto que tenemos una plaga de pulgas, lo mejor es atacarlas de inmediato.

Las pulgas llegan a nuestro hogar a través de los animales de compañía. Especialmente con los perros de pelo largo, donde se pueden camuflar con total discreción. Por eso es importantísimo que los tengamos bien protegidos, sobre todo cuando paseamos con ellos por el campo, la playa o cualquier lugar al aire libre. Nuestro veterinario sabrá aconsejarnos a la hora de utilizar productos que les protejan, así que no dudes en consultarle ante cualquier duda.

Pero vamos a ponernos en el caso de que hayamos descubierto una plaga de pulgas en casa. Si realmente es excesiva lo mejor será llamar a un experto que nos desparasite el hogar de forma profesional. También existen productos que podemos comprar en las droguerías y que vienen en forma de spray, detergentes o jabones. La limpieza de los lugares en los que se encuentran nuestras mascotas, sus lugares de descanso o los utensilios que necesitan para comer, juguetes o dormir.

En los casos más leves, nada mejor que utilizar ciertos remedios caseros que suelen ser infalibles. ¿Quieres conocerlos?

-La manzanilla y la lavanda son plantas que desprenden un olor fuerte y que repelen a estos insectos. Si tienes un jardín o patio, no está de más que consigas alguna maceta.

-Precisamente con la lavanda puedes realizar un preparado natural con el que rociar algunos rincones de casa, especialmente en aquellos donde se acumulan. Agua hirviendo, aceite de oliva y esencia de lavanda.

-Otro remedio es dejar que acudan a la luz de una vela y acaben ahogándose en agua y detergente. Coloca la vela en un cuenco que has llenado con agua y detergente. La enciendes y oscurece la habitación. Las pulgas acuden a la llamada de la luz y caen en el agua jabonosa, ahogándose de inmediato.

Pero, como hemos dicho anteriormente, la ropa de cama suele ser la más susceptible a que las pulgas se escondan y propaguen. Si las hemos descubierto tenemos que tener un cuidado excesivo con la higiene para ello lavaremos las sábanas de forma más habitual que de costumbre. Utilizaremos agua muy caliente y, después, si es posible, las secamos en la secadora a máxima temperatura. Debemos repetir esta operación cada tres días con el fin de eliminar, no sólo las adultas, sino también las crías que, rápidamente, van naciendo.

Como siempre, en la prevención se encuentra el verdadero secreto para evitar los grandes problemas que nos imponen  los bichitos. Ojos abiertos y una buena limpieza pueden ser el mejor pasaporte para evitar las pulgas, garrapatas o chinches en nuestra cama.

Ah! Y si alguna pulga ya os ha picado. recordad que AfterBite puede ayudaros a aliviar las molestias

 

Se recomienda
ÚLTIMOS POSTS